La Asociación en Defensa del Severo, responde a Güemes y Aguirre

Luis nos ha hecho llegar el manifiesto de la Asociación para la Defensa del Hospital Severo Ochoa (ADHSO), contestando a la propuesta de la Comunidad de Madrid de incluir curas en los comités de ética de los hospitales públicos madrileños, que os copiamos:

———————————————————————————————
Ante la información hecha pública por la cadena SER sobre la existencia de un Convenio, firmado el 2 de enero de 2008 por el consejero Güemes y el obispo auxiliar de Madrid, Herráez Vegas, que atribuye a los capellanes católicos de los Centros Hospitalarios funciones que exceden la de ofrecer servicios religiosos y de culto a quienes los soliciten, la ASOCIACIÓN PARA LA DEFENSA DEL HOSPITAL SEVERO OCHOA (ADHSO), manifiesta a la opinión pública lo siguiente:

La Ley General de Sanidad y la más reciente, de Autonomía del paciente, configuran al ciudadano como único dueño de sus decisiones, siendo su voluntad prevalente incluso sobre la opinión técnica de los profesionales sanitarios, con la única salvedad de incapacidad legal o riesgo social.

La Constitución Española en sus artículos 14 y 16.1 establecen como derecho fundamental de las personas la libertad ideológica y religiosa y prohíbe cualquier forma de discriminación por razones de opinión o cualquier otra circunstancia personal o social y, en su artículo 54 obliga a todos los poderes públicos a garantizar el ejercicio de los derechos y libertades fundamentales.

La cláusula 2ª del aludido convenio, que hace formar parte del Comité Ético y de los Equipos Interdisciplinares de Cuidados Paliativos al Servicio de Asistencia Religiosa Católica, conculca los derechos arriba indicados en cuanto que otorga a la opinión de los capellanes católicos un peso ilegítimo en la toma de decisiones que alcanzarán no sólo a los católicos y genera, además, una discriminación respecto a otras confesiones, incompatible con el estado aconfesional que consagra el artículo 16.3 de la Constitución.

Esta discriminación afecta también a los ciudadanos individuales al determinar el Convenio en su cláusula 16ª que esta ingerencia religiosa católica se ejerza sólo sobre los pacientes de los servicios sectorizados de carácter público y no de los pacientes “privados” en los centros que tengan esa titularidad.

Que la cláusula 8ª contraviene el derecho a la intimidad recogido en el artículo 18.1 de la carta magna, y los artículos 2.1 y 7.1 de la Ley 41/2002 (Ley de Autonomía del Paciente) al establecer que las direcciones y los restantes servicios de los centros hospitalarios “facilitarán… las oportunas informaciones sobre los pacientes” a los servicios de asistencia religiosa católica.

Que la cláusula 5ª, apartados 1 y 2, del convenio suscrito, altera el organigrama de los centros hospitalarios establecido en el R.D. 521/1987, de 15 de abril, al crear una estructura ajena al hospital, el servicio de asistencia religiosa católica, que tiene un funcionamiento autónomo, dependiendo el nombramiento y cese de su personal así como el contenido y forma de prestar asistencia, de la jerarquía eclesial y no de la Gerencia a la que queda sólo nominalmente adscrita (cláusula 6ª).

Por todo lo que antecede, la ADHSO, integrada por personas que han sufrido el ataque injustificable de los sectores más fundamentalistas del PP de Madrid, consideramos que el acuerdo firmado por el consejero Güemes es un paso más en el retroceso de los valores y derechos democráticos de los madrileños, que nos retrotrae a épocas de palio y pensamiento único que parecen añorar los dirigentes políticos de la Comunidad de Madrid y que desmienten el presunto carácter “liberal” del que hacen gala recientemente.

Este nuevo atropello a la libertad individual pretende una vez más, acallar el debate social sobre el derecho ciudadano a decidir sobre la propia muerte, imponiéndonos unas creencias y valores morales determinados que el conjunto de la sociedad no comparte.

Reclamamos del Gobierno de la Nación las acciones encaminadas a evitar este nuevo atentado a los derechos fundamentales y pedimos a las organizaciones sociales, sindicales y políticas e incluso a los sectores católicos que abominan de planteamientos como los expresados por el obispo emérito de Pamplona en relación con la muerte y el sufrimiento, que se posicionen públicamente en contra del convenio suscrito por la Comunidad y el obispado de Madrid.

En Leganés a 26 de abril de 2008.

Junta Directiva de la Asociación para la Defensa del Hospital Severo Ochoa

Doctores.: Javier Martínez Salmeán, Luís Montes Mieza, Joaquín Insausti, Frutos del Nogal, Fernando Pérez Iglesias y Fernando Soler Grande
———————————————————————————————

Con la Iglesia hemos topado

Para los que tenían dudas de cual es la postura de la Comunidad de Madrid en el tema de las sedaciones, que echen un vistazo a la noticia que publica hoy El País. De piedra nos ha dejado:

Aguirre y Rouco pactan que los curas tengan voto sobre el trato a los enfermos terminales

El Gobierno regional y el cardenal arzobispo de Madrid, Rouco Varela, firman un convenio que amplía las funciones de los sacerdotes en los hospitales

ELPAIS.com – Madrid – 24/04/2008

El Gobierno de Madrid, que preside Esperanza Aguirre (PP), y el cardenal arzobispo de la capital, Antonio María Rouco Varela, han acordado que el Servicio de Asistencia Religiosa Católica forme parte del comité de ética y del comité interdisciplinar de cuidados paliativos de los hospitales públicos de la Comunidad, según informa Teresa Rubio en la Cadena SER.

Este acuerdo, traducido en una cláusula del convenio firmado entre Aguirre y Rouco, ampliará las funciones de los curas que asisten a los hospitales, hasta ahora para visitar a los enfermos y darles consejo desde el punto de vista religioso, para que emitan su voto dentro de este comité encargado de decisiones como la sedación de enfermos terminales, la práctica de un aborto o la reanimación de un bebé en determinados casos. Este comité estaba hasta ahora a los facultativos de cada centro

El acuerdo, según informa la Cadena SER, fue firmado el pasado 2 de enero por el consejero de sanidad Juan José Güemes y el obispo auxiliar de Madrid, Fidel Herráez Vegas.

Fuente: El País

De manera que, a partir de ahora, en la CAM nos moriremos … con el permiso de Dios.

No tienen vergüenza ninguna.

Sedaciones

Otro magnífico artículo para el debate. La visión de las sedaciones por una profesional de la Sanidad, con toda su implicación emocional:


Sedaciones

Por una vez y, como suele decirse, sin que sirva de precedente, me vais a permitir que deje colgado en el perchero mi vestido de hojalata y que quien os hable sea quien sea yo (que no soy otra cosa que otro personaje más de este mundo).

Hace unos meses se habló mucho de las sedaciones en Leganés, no es mi intención entrar en cuestiones legales ni éticas en este momento, aunque expreso desde aquí mi solidaridad con el Dr. Montes y su equipo. Sólo quiero contarlos algo.

Desde hace unos años, trabajo como médico en un hospital. Pues bien, hace dos años, por la labor asistencial que desempeñaba en aquel momento, me tocó atender a bastantes (demasiados) pacientes terminales y tuve que prescribir sedaciones para esos últimos momentos de la vida de una persona, cuando la vida en realidad ya se ha ido y sólo queda ahí, en la cama, alguien que sufre.

Ya me voy acercando a lo que quería contaros. Es curiosa y muy triste la incapacidad del ser humano para entender el sufrimiento ajeno. Digo curiosa porque mientras que el sufrimiento propio llega a aceptarse, el ajeno, la mayor parte de las veces, sólo se soporta. Hay que ver la prisa que nos damos en sacudirnos el dolor ajeno. La gente enferma (con enfermedades de larga duración, me refiero) nos da miedo. Nos asusta. No sabemos qué hacer con un enfermo. Ni siquiera nos atrevemos a tocarle.

El momento de plantear una sedación a un paciente y sus seres queridos es un momento muy triste en la vida de un médico. Más lo es en la vida del paciente y en su familia, sólo intento contaros algo aquí: posiblemente sea más triste y más duro plantear una sedación que no hacerlo, por el mensaje que lleva implícito: “esto se acaba” (esto se acaba porque ya se ha acabado). “La verdadera alternativa a la eutanasia y al encarnizamiento terapéutico es la humanización de la muerte” dicen los especialistas en cuidados paliativos. Tal vez si en la vida se hablara más de la muerte, en la muerte se podría ver más vida. No lo sé.

Lo que quiero, finalmente, contaros es cómo, con qué intensidad, se te quedan pegados esos pacientes. Lo difícil que es escuchar: “no dejes que me hagan más cosas”, “esto no se puede soportar, si estuvieras aquí lo sabrías”, “no me duermas, creo que no volveré a despertarme”. Aprender a perder el pulso a la muerte. Quedarse con el enfermo. Soportar el peso de su confianza. Cerrar la puerta, y sólo entonces, encogida en la cama del dormitorio de guardia, llorar.

Fuente original, en el blog ‘El mundo de hojalata’

Sobre la vida y la muerte

Artículo a meditar, en la bitácora de Luis Solana:

Sobre la vida y la muerte

Publicado el 18 de Marzo de 2008

eutanasia.jpgMe parece que estos días pueden ser oportunos para meditar un rato sobre eso de la vida y la muerte. Por ejemplo: una señora francesa afectada de un extraño cáncer nasal sin solución y que le hace sufrir lo insoportable, pide que le ayuden a morir. Las autoridades francesas le anuncian que puede plantearse un coma inducido, pero que la eutanasia, no. Justamente en estos días estamos recordando el caso más conocido en el mundo de una eutanasia pasiva: la de Jesús de Nazaret.Jesús de Nazaret (según cuentan las crónicas) decidió morir por nosotros. Vale, pero pudo vivir sin problemas. Se suicidó para que los humanos viviésemos. Vale, pero se suicidó. No en el modelo activo, sino en el pasivo.Todos mis respetos.

Pero cuando alguien pide que la ley no condene a quien quiere morir por sus dolores, andamos buscando todo tipo de razones para decirle que no.

La muerte da tanto miedo, que nadie se atreve políticamente a mirarla a los ojos. Como nadie ha contarnos nada de lo dicen que hay más allá, hay quienes creen que cuanto más tiempo vivos, mejor. Y a cualquier coste.

Hay que tener el valor político de aceptar la eutanasia como una parte del bienestar social. Si no se entiende así hay qu hablar d religiones. Y no quiero molestar.

El debate sobre la eutanasia se podría resolver contestando a esto: mi madre se está muriendo con dolor, quiero que no sufra en un tránsito que es seguro; mi madre se está muriendo con dolor, no quiero que nadie le aplique ningún paliativo.

¿Dónde te colocas, hijo o nieto?

Pero te sitúes en la posición que te sitúes, casi no es lo más imporante; lo que debes pensar es dentro de unos años el problema igual lo vives tú.

Periodismo de altura en ‘El Mundo’

Luis Montes asistió ayer al acto de la Plataforma de apoyo a Zapatero, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Hecho que ha aprovechado el diario El Mundo para realizar otro de sus ejercicios de periodismo basura al que nos tienen tristemente acostumbrados.

Allí donde la realidad muestra una reunión de artistas, rectores, investigadores y gentes de la cultura, el diario de Pedro J. se descuelga con este titular en portada (curiosamente, solo en su edición papel): ‘Zapatero abraza al doctor Montes y alaba lo que el colegio médico repudió’.

Que la realidad no estropee un buen titular: si la noticia es un acto de apoyo, a ver cómo se puede hacer para no hablar en absoluto de la noticia (periodismo), y publicar sin embargo una lectura marginal que favorezca a sus intereses (opinión). Y, claro, sale un churro impresentable. El resto del artículo, más de lo mismo: no hace ni una referencia al acto en sí, ni a las intervenciones de los participantes, dedicándose únicamente a hacer hincapié en las teorías de la Caverna sobre el caso Montes. Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, convierte el acto de cientos de personas, en un encuentro entre ZP y Montes.

Para terminarlo de arreglar, en su editorial hace lo que no ha hecho ningún medio de comunicación: pedir directamente el voto para el PP -con argumentos como que será el único partido que investigará el 11-M (???)-.

Logicamente, la cadena COPE ha ido más allá, y el enano (moral) Losantos ha pisado el acelerador a fondo, hablando de la ‘condena del Colegio de Médicos’ (no sabía yo que ahora los médicos juzgan y condenan) y empleando sus habituales chirigotas sobre el tema (‘La economía está para que la sede Montes’). Nada nuevo, pero igual de repugnante.

Afortunadamente, a los ciudadanos nos van a permitir contestarles el próximo 9 de Marzo. En cuanto a las injurias, ya responderan ante tres en sala.

Un mes de campaña

Se ha cumplido un mes desde que arrancamos la campaña en este blog, y el balance no puede ser más positivo:

– 100.000 visitas a la página

– 500 correos de apoyo recibidos

– 200 blogs adheridos

– 39.000 firmas al documento

Queremos desde aquí agradeceros a todas y todos vuestro apoyo y vuestro aliento. Os garantizamos que no será en vano, esto no ha hecho más que empezar.

No merecen nuestro respeto

En el mitin del PP en Valdemoro, el pasado sábado, Francisco Granados, consejero de Presidencia e Interior de la Comunidad de Madrid, se ha marcó la siguiente sentencia:

“¡Qué mal deben estar las cosas en el PSOE para que estén convirtiendo en líder de la izquierda al doctor Mortis!”

Siendo aplaudido por la cohorte enfervorizada de hienas que le jaleaba.

Les da igual todo, les da igual lapidar a profesionales con métodos nazis, les da igual utilizar la ley en su beneficio, les da igual acabar con los sistemas universales de sanidad y, además, les importa una mierda que muramos con dolor.

Este fin de semana conocí la muerte de una mujer, la madre de una amiga. Toda una vida de dignidad y estoico sosiego, para terminarla ahogándose y sufriendo mientras su hija tenía que entubarla, cada vez que el pecho se le deprimía. A su lado, otra mujer agonizaba casi simultáneamente, entre horribles dolores y agarrándose desesperada a sus familiares. Así, durante doce interminables horas.

Mi amiga suplicó a la médico que atendía a su madre que ‘por piedad’ le suministrara morfina, que por favor parara su sufrir. La profesional fue tajante: ‘¿Y cómo sé yo que mañana no me vas a denunciar?’ …

La madre de mi amiga murió sin sedación alguna, gritando y retorciéndose.

Yo les digo desde aquí a Gúemes, a Lamela, a Granados y a su Presidenta (que no la mía): sois una pandilla de ratas sin conciencia, hijos de una derecha sin conciencia . El 9 de Marzo vamos a escupiros nuestra indignación a la cara, y os ireis a casa con la bofetada de nuestro desprecio en todo el rostro.

‘Banquillo’ para el PP

Montes pide “banquillo” para el PP
El ex responsable del Severo Ochoa quiere para Aguirre el trato que sufrió él

PÚBLICO – Santander – 27/02/2008 22:03

El ex coordinador de Urgencias del hospital Severo Ochoa de Leganés (Madrid), Luis Montes, afirmó que “ojalá” que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el ex consejero de Sanidad Manuel Lamela “pasen por un banquillo”.

Montes fue retirado de su puesto en el hospital en marzo de 2005 por una supuesta mala praxis en la aplicación de fármacos a pacientes terminales, aunque la Audiencia Provincial archivó definitivamente el caso a finales del pasado mes de enero.

“Por justicia, ojalá que la presidenta de Madrid y el consejero pasen por la misma situación que pasó el equipo asistencial de Urgencias del Severo Ochoa”, sentenció Montes. El antiguo responsable de Urgencias del centro subrayó que,cuando él y sus compañeros tuvieron que acudir a declarar, “el PP de Madrid llamó a la militancia de la zona en un verdadero acto vandálico y de agresión. Nos llamaron asesinos, doctor Muerte, o Terminator”, recordó.

El doctor Montes exigió que los responsables de la Comunidad de Madrid “asuman sus responsabilidades políticas y dimitan”. El facultativo no se pronunció sobre la posibilidad de iniciar acciones legales contra el ex consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid -actual consejero de Transporte–, ya que, según matizó, esa decisión “corresponde al gabinete jurídico”.

No aceptará disculpas

El ex coordinador denunció que el Gobierno de Esperanza Aguirre “se manifiesta por su soberbia y arrogancia en el ejercicio del poder”. Montes recordó que las acusaciones anónimas que originaron el “conflicto” del hospital de Leganés fueron archivadas en 2003 y recalcó que ese hecho “ya lo conocía la Consejería de Sanidad”, aunque, “pese a ello”, inició una nueva investigación en 2005 tras recibir denuncias anónimas que, según sus sospechas, podrían haberse originado dentro del mismo departamento que dirigía Lamela por “objetivos espurios que ellos mismos sabrán”.

Luis Montes presentó el lunes una querella por injurias contra Miguel Ángel Rodríguez, ex secretario de Estado de Comunicación del PP, quien le llamó nazi en un programa de televisión. Montes precisó que no aceptará “ninguna disculpa” porque “fue al programa” en el que le tachó de “nazi” con “premeditación y alevosía”. Montes exige a Rodríguez un millón de euros.

Ningún insulto sin respuesta

Hasta desde los comentarios de este blog, se ha pedido reiteradamente que no se dejaran sin respuesta las animaladas que soltó Miguel Ángel Rodríguez en televisión. Parece que Luis no está dispuesto a dejarlo pasar:

Montes pide un millón de euros a Miguel Ángel Rodríguez por llamarle nazi en 59 segundos
El ex secretario de Estado de Comunicación del Gobierno del PP repitió la idea días después en Tele 5
El País
RAFAEL MÉNDEZ – Madrid – 25/02/2008

Luis Montes, ex coordinador de urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés, continúa su serie de acciones judiciales para defender su honor. El médico ha reclamado judicialmente un millón de euros al ex secretario de Estado de Comunicación del Gobierno del PP, Miguel Ángel Rodríguez, por llamarle nazi en el programa de Televisión Española 59 segundos.

El 30 de enero pasado, nueve días después de que la Audiencia Provincial de Madrid archivara la denuncia de la Comunidad de Madrid contra 11 médicos del Severo Ochoa de Leganés por sedar a pacientes terminales, el caso Leganés centró el arranque de 59 segundos. El invitado era el portavoz popular en el Congreso, Eduardo Zaplana. Éste se ciñó al argumentario que el PP había repartido entre sus políticos. Este texto sostenía, en contra de lo ocurrido, que el Ejecutivo de Esperanza Aguirre nunca denunció el caso en el juzgado.

Pero pronto el protagonismo se lo llevó Miguel Ángel Rodríguez, sentado entre los comentaristas.

-“Si alguna parte de la audiencia me ve, si alguna vez caigo en manos del doctor Montes o de sus secuaces, por favor llamen a la policía”, lanzó Rodríguez, ex portavoz del Gobierno de José María Aznar.

Los periodistas Enric Sopena e Isaías Lafuente le pidieron que retirara esa expresión, a lo Rodríguez aludió a Montes en tres ocasiones llamándole “nazi”. Y concluyó: “El que decide matar a alguien es un nazi”.

Días después, en otro programa en Tele 5, Rodríguez repitió la idea.

Montes ya tienen una querella presentada contra la cadena Cope, propiedad de la Conferencia Episcopal, y sus principales locutores: Federico Jiménez Lozanitos, César Vidal y Cristina López. Y ahora prepara otra acción judicial contra el ex consejero de Sanidad de Madrid Manuel Lamela, que impulsó la investigación.

En el escrito remitido al juzgado, Montes reclama a Rodríguez que “se retracte públicamente” en el mismo programa de televisión y que le indemnice con un millón de euros por daños y perjuicios. Montes ha pedido un acto de conciliación, un encuentro con Rodríguez para pactar la indemnización, que es el paso previo a la demanda civil.

Sin palabras

Estos días este blog ha recibido la visita de todo tipo de personajes, que se han dedicado a dejar comentarios llenos de insultos, mentiras y groserías.

En la única entrada en la que permitimos esa clase de basura, una interviniente nos ha dejado, literalmente, sin palabras. Cuando creíamos que la única contestación posible a tanto insulto, tanta falacia y tanta indecencia, era el simple desprecio, alguien nos demuestra que, a pesar del dolor, a pesar de la diferencia, es capaz de escribir esto como respuesta a la jauría:

“Es más, espero que el doctor Montes atienda a mi suegra cuanto antes, la pobrecita lo está pidiendo a gritos, es que sufre tanto…”

Mi abuelo, con 86 años y enfermo del corazón lo pedía a gritos. Casi literalmente, puesto que ya no podía gritar. Llevaba meses empeorando, pasando largas temporadas ingresado, descompensándose, reequilibrándose… Planteamos la opción de operarlo, pero a su edad y en su estado, sus posibilidades de sobrevivir y de que su calidad de vida aumentara tras la operación eran mínimas, con una recuperación durísima.
Ya no parecía él: siempre había sido activo, curioso, viajero, culto… pero ya no podía caminar, estaba hinchado y le dolía moverse, hablar, respirar. Ya ni siquiera leía porque no podía. No tenía hambre. Ya no sonreía cuando me veía, sólo los ojos le brillaban unos instantes. Se estaba apagando, pero este proceso puede durar meses y meses de sufrimiento y dolor para él, para mi abuela (85 años, 60 de matrimonio) y para todos los que lo amamos y que estuvimos siempre a su lado. Mi madre es médico, mi abuelo le pidió centenares de veces que lo ayudáramos a morir, que ya lo había hecho todo, que había vivido, amado, sufrido, disfrutado y ahora sólo sufría. Mi abuelo fue atendido en su casa por una unidad médica de curas paliativas y pudo morir, al cabo de unos días, tranquilo y sin dolor. Pero durante esos días, él ya no era él, ya no estaba, pero todos nosotros seguíamos en la tensión y el dolor de esos meses horribles. Si la eutanasia activa hubiese sido legal, mi abuelo la hubiese querido, y mi obligación moral, mi último acto de amor, hubiese sido dar mi consentimiento. En media hora, el sufrimiento de mi abuelo hubiese terminado, mi abuela no hubiese tenido que ver como el amor de toda su vida se iba deshaciendo… Yo adoro a mi abuelo. De él he aprendido más que de nadie. Lo hecho de menos terriblemente. Llevo llorando desde aproximadamente el 4º post de esta página. ¿Cómo se atreven a opinar que aquéllos que defendemos el derecho a una muerte digna y sin dolor no queremos, respetamos y admiramos a nuestros ancianos? ¿Han vivido ustedes de cerca la agonía de un ser querido? Porque la de mi abuelo ha sido mi primera vez., y sólo espero que, si algún día me encuentro en su situación, mi familia haga lo posible por encontrar a un dr Montes que me ayude a morir como yo quiero.

“La agonía de una persona refuerza la dimensión espiritual no sólo del enfermo, sino de los familiares. Pero claro, los masones destierran todo lo que huela a espiritualidad.
En el sufrimiento nos hacemos fuertes. Pero claro, los masones no nos quieren fuertes.”

Mi abuelo, señor xxxxxxxx, había vivido una guerra, una posguerra, la pérdida de un hijo, el cáncer casi mortal de su esposa, el divorcio traumático de una hija maltratada… no necesitaba más sufrimiento. En cuanto a nosotros, creo que 2 años de sufrimiento por su salud fueron una buena dosis, aun cuando no estoy en absoluto de acuerdo con sus ideas acerca de la espiritualidad. A mí, lo que me ha hecho más fuerte y ha reforzado mi dimensión espiritual es el amor de mi abuelo, es su alegría y su bondad, es su vida, no su muerte.
Pido respeto. Pido libertad. La libertad de morir con dolor, si usted cree que eso le hará mejor persona a usted y a los que lo rodean. Para mí pido la libertad de morir sin dolor, de morir tranquila. Y no acepto ser insultada, y mucho menos que se cuestione mi amor hacia mi abuelo, pues él ha sido padre, maestro, amigo y muchas otras cosas para mí. Y ahora descansa en paz.

Berta