La Asociación en Defensa del Severo, responde a Güemes y Aguirre

Luis nos ha hecho llegar el manifiesto de la Asociación para la Defensa del Hospital Severo Ochoa (ADHSO), contestando a la propuesta de la Comunidad de Madrid de incluir curas en los comités de ética de los hospitales públicos madrileños, que os copiamos:

———————————————————————————————
Ante la información hecha pública por la cadena SER sobre la existencia de un Convenio, firmado el 2 de enero de 2008 por el consejero Güemes y el obispo auxiliar de Madrid, Herráez Vegas, que atribuye a los capellanes católicos de los Centros Hospitalarios funciones que exceden la de ofrecer servicios religiosos y de culto a quienes los soliciten, la ASOCIACIÓN PARA LA DEFENSA DEL HOSPITAL SEVERO OCHOA (ADHSO), manifiesta a la opinión pública lo siguiente:

La Ley General de Sanidad y la más reciente, de Autonomía del paciente, configuran al ciudadano como único dueño de sus decisiones, siendo su voluntad prevalente incluso sobre la opinión técnica de los profesionales sanitarios, con la única salvedad de incapacidad legal o riesgo social.

La Constitución Española en sus artículos 14 y 16.1 establecen como derecho fundamental de las personas la libertad ideológica y religiosa y prohíbe cualquier forma de discriminación por razones de opinión o cualquier otra circunstancia personal o social y, en su artículo 54 obliga a todos los poderes públicos a garantizar el ejercicio de los derechos y libertades fundamentales.

La cláusula 2ª del aludido convenio, que hace formar parte del Comité Ético y de los Equipos Interdisciplinares de Cuidados Paliativos al Servicio de Asistencia Religiosa Católica, conculca los derechos arriba indicados en cuanto que otorga a la opinión de los capellanes católicos un peso ilegítimo en la toma de decisiones que alcanzarán no sólo a los católicos y genera, además, una discriminación respecto a otras confesiones, incompatible con el estado aconfesional que consagra el artículo 16.3 de la Constitución.

Esta discriminación afecta también a los ciudadanos individuales al determinar el Convenio en su cláusula 16ª que esta ingerencia religiosa católica se ejerza sólo sobre los pacientes de los servicios sectorizados de carácter público y no de los pacientes “privados” en los centros que tengan esa titularidad.

Que la cláusula 8ª contraviene el derecho a la intimidad recogido en el artículo 18.1 de la carta magna, y los artículos 2.1 y 7.1 de la Ley 41/2002 (Ley de Autonomía del Paciente) al establecer que las direcciones y los restantes servicios de los centros hospitalarios “facilitarán… las oportunas informaciones sobre los pacientes” a los servicios de asistencia religiosa católica.

Que la cláusula 5ª, apartados 1 y 2, del convenio suscrito, altera el organigrama de los centros hospitalarios establecido en el R.D. 521/1987, de 15 de abril, al crear una estructura ajena al hospital, el servicio de asistencia religiosa católica, que tiene un funcionamiento autónomo, dependiendo el nombramiento y cese de su personal así como el contenido y forma de prestar asistencia, de la jerarquía eclesial y no de la Gerencia a la que queda sólo nominalmente adscrita (cláusula 6ª).

Por todo lo que antecede, la ADHSO, integrada por personas que han sufrido el ataque injustificable de los sectores más fundamentalistas del PP de Madrid, consideramos que el acuerdo firmado por el consejero Güemes es un paso más en el retroceso de los valores y derechos democráticos de los madrileños, que nos retrotrae a épocas de palio y pensamiento único que parecen añorar los dirigentes políticos de la Comunidad de Madrid y que desmienten el presunto carácter “liberal” del que hacen gala recientemente.

Este nuevo atropello a la libertad individual pretende una vez más, acallar el debate social sobre el derecho ciudadano a decidir sobre la propia muerte, imponiéndonos unas creencias y valores morales determinados que el conjunto de la sociedad no comparte.

Reclamamos del Gobierno de la Nación las acciones encaminadas a evitar este nuevo atentado a los derechos fundamentales y pedimos a las organizaciones sociales, sindicales y políticas e incluso a los sectores católicos que abominan de planteamientos como los expresados por el obispo emérito de Pamplona en relación con la muerte y el sufrimiento, que se posicionen públicamente en contra del convenio suscrito por la Comunidad y el obispado de Madrid.

En Leganés a 26 de abril de 2008.

Junta Directiva de la Asociación para la Defensa del Hospital Severo Ochoa

Doctores.: Javier Martínez Salmeán, Luís Montes Mieza, Joaquín Insausti, Frutos del Nogal, Fernando Pérez Iglesias y Fernando Soler Grande
———————————————————————————————

No merecen nuestro respeto

En el mitin del PP en Valdemoro, el pasado sábado, Francisco Granados, consejero de Presidencia e Interior de la Comunidad de Madrid, se ha marcó la siguiente sentencia:

“¡Qué mal deben estar las cosas en el PSOE para que estén convirtiendo en líder de la izquierda al doctor Mortis!”

Siendo aplaudido por la cohorte enfervorizada de hienas que le jaleaba.

Les da igual todo, les da igual lapidar a profesionales con métodos nazis, les da igual utilizar la ley en su beneficio, les da igual acabar con los sistemas universales de sanidad y, además, les importa una mierda que muramos con dolor.

Este fin de semana conocí la muerte de una mujer, la madre de una amiga. Toda una vida de dignidad y estoico sosiego, para terminarla ahogándose y sufriendo mientras su hija tenía que entubarla, cada vez que el pecho se le deprimía. A su lado, otra mujer agonizaba casi simultáneamente, entre horribles dolores y agarrándose desesperada a sus familiares. Así, durante doce interminables horas.

Mi amiga suplicó a la médico que atendía a su madre que ‘por piedad’ le suministrara morfina, que por favor parara su sufrir. La profesional fue tajante: ‘¿Y cómo sé yo que mañana no me vas a denunciar?’ …

La madre de mi amiga murió sin sedación alguna, gritando y retorciéndose.

Yo les digo desde aquí a Gúemes, a Lamela, a Granados y a su Presidenta (que no la mía): sois una pandilla de ratas sin conciencia, hijos de una derecha sin conciencia . El 9 de Marzo vamos a escupiros nuestra indignación a la cara, y os ireis a casa con la bofetada de nuestro desprecio en todo el rostro.

¿Y Aguirre qué dice?

Carles Francino entrevista a Esperanza Aguirre en el programa Hoy por Hoy.

Puedes escucharla directamente en la web de la Cadena Ser pulsando aquí o descargártela en formato mp3

El Consejo de Salud pide a Aguirre que se disculpe ante Montes y que dimita por su “actuación negligente”

El Consejo Sectorial de Salud de Leganés -que engloba a asociaciones y colectivos del municipio- aprobó hoy una resolución en la que insta a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, a pedir perdón al ex coordinador de Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés, Luis Montes, “por haber actuado de forma negligente ante una denuncia anónima que ponía en entredicho la profesionalidad de los acusados y la capacidad de la ciudadanía de Leganés”. Ante ello, el Consejo reclamó las dimisiones de la propia jefa del Ejecutivo autonómico, así como la del ex consejero de Sanidad y Consumo, Manuel Lamela, máximo responsable cuando se inició la investigación judicial por presuntas sedaciones irregulares con pacientes terminales en el servicio de Urgencias.

Además, en la resolución -aprobada a instancias de la Federación de Vecinos de Leganés- se solicita la restitución en sus puestos de todos los médicos y profesionales “represaliados” en el complejo hospitalario leganense.

El documento determina que, detrás del ‘caso Severo Ochoa’, “estaba orquestada toda una estrategia, bien pensada y planificada sobre el derecho a morir dignamente y todo lo que esto conlleva dentro del sistema sanitario público, en un momento en el que a nivel social, se podría abrir el debate de la eutanasia”.

Por otro lado, la entidad local solicitó “la creación de la Unidad de Cuidados Paliativos” en el hospital, así como la habilitación del servicio de oftalmología de urgencia.

Fuente original: Europapress

‘Terrorismo sociosanitario’

Terra.es

Un pediatra del equipo de Montes acusa a la Comunidad de practicar ‘terrorismo sociosanitario’

El doctor Fernando Pérez Iglesias, pediatra del Hospital Severo Ochoa de Leganés y miembro del equipo de Luís Montes, acusó hoy a la Comunidad de Madrid de haber estado practicando ‘terrorismo sociosanitario’ en el caso del centro sanitario de Leganés.

‘Que una administración se apoye en un escrito anónimo que es un panfleto infundado que dice que Luís Montes ha matado a 400 personas para ahorrar costes al hospital no es sino terrorismo sanitario’, manifestó Pérez Iglesias durante la celebración del Consejo de Salud Extraordinario de Fuenlabrada.
Sigue leyendo

Montes: “Estamos jugando el segundo tiempo, el de las reparaciones y las responsabilidades”

El ex jefe de Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés celebra junto con un centenar de personas el archivo de la causa por supuestas sedaciones ilegales

ELPAIS.com – Madrid – 28/01/2008

El doctor Luis Montés, ex coordinador de la Unidad de Urgencia del Hospital Severo Ochoa de Leganés, ha brindado con champán en la puerta del hospital con medio centenar de vecinos, mientras sus compañeros pedían a gritos la dimisión de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Montes ha querido celebrar así el fallo de la Audiencia Provincial de Madrid por el que se confirma el archivo de la causa por supuestas sedaciones ilegales y se pide limpiar el nombre de los 15 médicos acusados en 2005 de 400 homicidios.

Montes ha manifestado con emoción: “Hoy es un día bonito, brillante y resplandeciente, uno de los días más importantes de mi vida y ya estamos jugando el segundo tiempo, tiempo de reparaciones y de responsabilidades”. Es muy posible que se presente una querella contra los responsables de la Comunidad de Madrid, según ha explicado Montes. “Ya hay un equipo de abogados que están estudiando las bases jurídicas para ello”.
Sigue leyendo

Los imputados en el ‘caso Severo Ochoa’ exigen que rehabiliten su honor

Montes: “Habrá denuncias y querellas por las acusaciones de mala práctica”

AGENCIAS. 28.01.2008

El doctor Luis Montes, cesado como coordinador de Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés a raíz de unas denuncias anónimas sobre presuntas sedaciones irregulares, aseguró hoy que, por su parte, “no va a existir perdón” por las acusaciones de mala práctica que se vertieron sobre él y el resto de los médicos imputados por este caso, ya archivado.

“A quien deben pedir perdón las autoridades sanitarias y la presidenta regional es a los usuarios”, dijo en rueda de prensa tras conocer el fallo de la Audiencia Provincial de Madrid que confirma el sobreseimiento de la causa y no advierte una mala práctica médica en los médicos que fueron imputados.
Habrá denuncias y querellas individuales y colectivas por las acusaciones
Sigue leyendo