‘Banquillo’ para el PP

Montes pide “banquillo” para el PP
El ex responsable del Severo Ochoa quiere para Aguirre el trato que sufrió él

PÚBLICO – Santander – 27/02/2008 22:03

El ex coordinador de Urgencias del hospital Severo Ochoa de Leganés (Madrid), Luis Montes, afirmó que “ojalá” que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el ex consejero de Sanidad Manuel Lamela “pasen por un banquillo”.

Montes fue retirado de su puesto en el hospital en marzo de 2005 por una supuesta mala praxis en la aplicación de fármacos a pacientes terminales, aunque la Audiencia Provincial archivó definitivamente el caso a finales del pasado mes de enero.

“Por justicia, ojalá que la presidenta de Madrid y el consejero pasen por la misma situación que pasó el equipo asistencial de Urgencias del Severo Ochoa”, sentenció Montes. El antiguo responsable de Urgencias del centro subrayó que,cuando él y sus compañeros tuvieron que acudir a declarar, “el PP de Madrid llamó a la militancia de la zona en un verdadero acto vandálico y de agresión. Nos llamaron asesinos, doctor Muerte, o Terminator”, recordó.

El doctor Montes exigió que los responsables de la Comunidad de Madrid “asuman sus responsabilidades políticas y dimitan”. El facultativo no se pronunció sobre la posibilidad de iniciar acciones legales contra el ex consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid -actual consejero de Transporte–, ya que, según matizó, esa decisión “corresponde al gabinete jurídico”.

No aceptará disculpas

El ex coordinador denunció que el Gobierno de Esperanza Aguirre “se manifiesta por su soberbia y arrogancia en el ejercicio del poder”. Montes recordó que las acusaciones anónimas que originaron el “conflicto” del hospital de Leganés fueron archivadas en 2003 y recalcó que ese hecho “ya lo conocía la Consejería de Sanidad”, aunque, “pese a ello”, inició una nueva investigación en 2005 tras recibir denuncias anónimas que, según sus sospechas, podrían haberse originado dentro del mismo departamento que dirigía Lamela por “objetivos espurios que ellos mismos sabrán”.

Luis Montes presentó el lunes una querella por injurias contra Miguel Ángel Rodríguez, ex secretario de Estado de Comunicación del PP, quien le llamó nazi en un programa de televisión. Montes precisó que no aceptará “ninguna disculpa” porque “fue al programa” en el que le tachó de “nazi” con “premeditación y alevosía”. Montes exige a Rodríguez un millón de euros.

Anuncios

Ningún insulto sin respuesta

Hasta desde los comentarios de este blog, se ha pedido reiteradamente que no se dejaran sin respuesta las animaladas que soltó Miguel Ángel Rodríguez en televisión. Parece que Luis no está dispuesto a dejarlo pasar:

Montes pide un millón de euros a Miguel Ángel Rodríguez por llamarle nazi en 59 segundos
El ex secretario de Estado de Comunicación del Gobierno del PP repitió la idea días después en Tele 5
El País
RAFAEL MÉNDEZ – Madrid – 25/02/2008

Luis Montes, ex coordinador de urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés, continúa su serie de acciones judiciales para defender su honor. El médico ha reclamado judicialmente un millón de euros al ex secretario de Estado de Comunicación del Gobierno del PP, Miguel Ángel Rodríguez, por llamarle nazi en el programa de Televisión Española 59 segundos.

El 30 de enero pasado, nueve días después de que la Audiencia Provincial de Madrid archivara la denuncia de la Comunidad de Madrid contra 11 médicos del Severo Ochoa de Leganés por sedar a pacientes terminales, el caso Leganés centró el arranque de 59 segundos. El invitado era el portavoz popular en el Congreso, Eduardo Zaplana. Éste se ciñó al argumentario que el PP había repartido entre sus políticos. Este texto sostenía, en contra de lo ocurrido, que el Ejecutivo de Esperanza Aguirre nunca denunció el caso en el juzgado.

Pero pronto el protagonismo se lo llevó Miguel Ángel Rodríguez, sentado entre los comentaristas.

-“Si alguna parte de la audiencia me ve, si alguna vez caigo en manos del doctor Montes o de sus secuaces, por favor llamen a la policía”, lanzó Rodríguez, ex portavoz del Gobierno de José María Aznar.

Los periodistas Enric Sopena e Isaías Lafuente le pidieron que retirara esa expresión, a lo Rodríguez aludió a Montes en tres ocasiones llamándole “nazi”. Y concluyó: “El que decide matar a alguien es un nazi”.

Días después, en otro programa en Tele 5, Rodríguez repitió la idea.

Montes ya tienen una querella presentada contra la cadena Cope, propiedad de la Conferencia Episcopal, y sus principales locutores: Federico Jiménez Lozanitos, César Vidal y Cristina López. Y ahora prepara otra acción judicial contra el ex consejero de Sanidad de Madrid Manuel Lamela, que impulsó la investigación.

En el escrito remitido al juzgado, Montes reclama a Rodríguez que “se retracte públicamente” en el mismo programa de televisión y que le indemnice con un millón de euros por daños y perjuicios. Montes ha pedido un acto de conciliación, un encuentro con Rodríguez para pactar la indemnización, que es el paso previo a la demanda civil.

Sin palabras

Estos días este blog ha recibido la visita de todo tipo de personajes, que se han dedicado a dejar comentarios llenos de insultos, mentiras y groserías.

En la única entrada en la que permitimos esa clase de basura, una interviniente nos ha dejado, literalmente, sin palabras. Cuando creíamos que la única contestación posible a tanto insulto, tanta falacia y tanta indecencia, era el simple desprecio, alguien nos demuestra que, a pesar del dolor, a pesar de la diferencia, es capaz de escribir esto como respuesta a la jauría:

“Es más, espero que el doctor Montes atienda a mi suegra cuanto antes, la pobrecita lo está pidiendo a gritos, es que sufre tanto…”

Mi abuelo, con 86 años y enfermo del corazón lo pedía a gritos. Casi literalmente, puesto que ya no podía gritar. Llevaba meses empeorando, pasando largas temporadas ingresado, descompensándose, reequilibrándose… Planteamos la opción de operarlo, pero a su edad y en su estado, sus posibilidades de sobrevivir y de que su calidad de vida aumentara tras la operación eran mínimas, con una recuperación durísima.
Ya no parecía él: siempre había sido activo, curioso, viajero, culto… pero ya no podía caminar, estaba hinchado y le dolía moverse, hablar, respirar. Ya ni siquiera leía porque no podía. No tenía hambre. Ya no sonreía cuando me veía, sólo los ojos le brillaban unos instantes. Se estaba apagando, pero este proceso puede durar meses y meses de sufrimiento y dolor para él, para mi abuela (85 años, 60 de matrimonio) y para todos los que lo amamos y que estuvimos siempre a su lado. Mi madre es médico, mi abuelo le pidió centenares de veces que lo ayudáramos a morir, que ya lo había hecho todo, que había vivido, amado, sufrido, disfrutado y ahora sólo sufría. Mi abuelo fue atendido en su casa por una unidad médica de curas paliativas y pudo morir, al cabo de unos días, tranquilo y sin dolor. Pero durante esos días, él ya no era él, ya no estaba, pero todos nosotros seguíamos en la tensión y el dolor de esos meses horribles. Si la eutanasia activa hubiese sido legal, mi abuelo la hubiese querido, y mi obligación moral, mi último acto de amor, hubiese sido dar mi consentimiento. En media hora, el sufrimiento de mi abuelo hubiese terminado, mi abuela no hubiese tenido que ver como el amor de toda su vida se iba deshaciendo… Yo adoro a mi abuelo. De él he aprendido más que de nadie. Lo hecho de menos terriblemente. Llevo llorando desde aproximadamente el 4º post de esta página. ¿Cómo se atreven a opinar que aquéllos que defendemos el derecho a una muerte digna y sin dolor no queremos, respetamos y admiramos a nuestros ancianos? ¿Han vivido ustedes de cerca la agonía de un ser querido? Porque la de mi abuelo ha sido mi primera vez., y sólo espero que, si algún día me encuentro en su situación, mi familia haga lo posible por encontrar a un dr Montes que me ayude a morir como yo quiero.

“La agonía de una persona refuerza la dimensión espiritual no sólo del enfermo, sino de los familiares. Pero claro, los masones destierran todo lo que huela a espiritualidad.
En el sufrimiento nos hacemos fuertes. Pero claro, los masones no nos quieren fuertes.”

Mi abuelo, señor xxxxxxxx, había vivido una guerra, una posguerra, la pérdida de un hijo, el cáncer casi mortal de su esposa, el divorcio traumático de una hija maltratada… no necesitaba más sufrimiento. En cuanto a nosotros, creo que 2 años de sufrimiento por su salud fueron una buena dosis, aun cuando no estoy en absoluto de acuerdo con sus ideas acerca de la espiritualidad. A mí, lo que me ha hecho más fuerte y ha reforzado mi dimensión espiritual es el amor de mi abuelo, es su alegría y su bondad, es su vida, no su muerte.
Pido respeto. Pido libertad. La libertad de morir con dolor, si usted cree que eso le hará mejor persona a usted y a los que lo rodean. Para mí pido la libertad de morir sin dolor, de morir tranquila. Y no acepto ser insultada, y mucho menos que se cuestione mi amor hacia mi abuelo, pues él ha sido padre, maestro, amigo y muchas otras cosas para mí. Y ahora descansa en paz.

Berta

Luis Montes, premio ‘Justicia y Libertad’

Montes agradece el apoyo ante la «cafrería» sufrida en Madrid
El ex coordinador de Urgencias del Severo Ochoa de Leganés recogió ayer en Logroño el premio del Foro Sáez Porres

Montes agradeció tanto los apoyos recibidos como este reconocimiento «que no es a título personal, sino sólo como representante de todo el colectivo del hospital», recalcó. «Un reconocimiento -agregó momentos antes de iniciar el acto- a la lucha mantenida durante tres largos años frente a la cafrería del Gobierno autonómico de Madrid ante un tema tan digno como es la calidad de muerte». Según explicó, el momento más duro sufrido a lo largo de todo el tiempo que transcurrió entre las denuncias por supuesta mala praxis en la sedación a enfermos terminales y el archivo del caso por parte de la Audiencia Provincial fueron las «represalias» sufridas. «Jefes de servicio que por la dignidad del hospital se plantearon que la situación era impresentable y compañeros que tuvieron que irse a otros hospitales o emigrar a otras comunidades», recordó.

Montes lamentó también la «mala situación» que presentan los cuidados paliativos en España y consideró «una barbaridad que en pleno siglo XXI no se traten los síntomas en la agonía. «Los enfermos oncológicos entran en un circuito ‘privilegiado’ donde están planteados los cuidados paliativos como una forma de mejorar su calidad de vida el tiempo que les quede». «Lo que es preocupante -continuó Montes- es la situación del resto; el 80% de terminales crónicos que no entran en ese circuito y son subsidiarios de la atención en hospitales de agudos con lo que representa de prolongación innecesaria del dolor». «El Código Penal recoge la calidad de muerte», recordó.

Fuente: La Rioja.com

¡Gracias, Libertad Digital!

Gracias por referenciarnos. Gracias por hacernos reír. Gracias por dispararnos las visitas. Gracias por los cientos las miles de nuevas firmas. Y gracias, sobre todo, por mostrar vuestro verdadero rostro: el del insulto, la zafiedad y la indignidad moral. Y por hacerlo sin pudor.

No vamos a editar ni uno solo de los comentarios a esta entrada, ni uno, por repugnante que resulte; queremos que todo el mundo vea hasta dónde es capaz de llegar la Caverna en el insulto, en el odio y la mentira. De hecho, hemos cerrado los comentarios en el resto de entradas durante los próximos dos días: que todo el mundo vea aquí lo que la derecha entiende por crítica y debate.

Aguirre y Lamela tienen a quién salir: ni más ni menos que a algunos de sus votantes.

Gracias, Fede, te debemos una 🙂

Actalización (19/02): tal como dijimos, abrimos los comentarios en el resto del site. A partir de ahora, se moderarán todos aquellos que contengan insultos e injurias; permitiremos el sano debate, siempre que este se mantenga dentro los límites del respeto y la tolerancia. Esta entrada la dejaremos como letrina pública, donde los incontinentes puedan ladrar su infamia sin molestar al resto de participantes. Y donde, el resto, pueda darse cuenta de la catadura moral de algunos.

Un aviso, eso sí, para los más deslenguados: a vuestro ídolo mediático van a meterle un paquete por, precisamente, hacer lo que algunos hacéis por aquí: injuriar. Nos cuesta poco, muy poco, entregar el fichero con las IPs a la UDI de la Guardia Civil. Es más, estaríamos encantados de hacerlo.

Y así, el que en su casa no haya aprendido respeto, que lo haga en sede judicial.

19 de Febrero: por ellos, por todos

El próximo martes, mostremos nuestro apoyo al Dr. Montes y al resto de profesionales del Severo denigrados. Os necesitamos a todos y a todas a su lado. Ellos han sufrido un daño irreparable, y nuestro sistema sanitario agoniza en manos de los responsables de la Comunidad, empeñados en deteriorarlo para justificar la gestión privada, sin importarles el sufrimiento de los pacientes, ni el de los trabajadores.

Por todos ellos, por nuestra Sanidad, por todos nosotros: el día 19, Madrid a la calle.

¡Que Luis sienta nuestro calor, y Esperanza nuestro reproche!

manifestacion-19-febrero-2008.jpg

Colaboradores de lujo

Tras el acto en Leganés, tuvimos ocasión de charlar relajadamente con Luis Montes y Carlos Barra. A ambos les ofrecimos la posibilidad -que hicimos extensiva a todo el equipo del Severo- de utilizar el blog como escaparate para sus reflexiones.

Son muchos los ojos que leen diariamente por aquí, y creemos que es un estupendo lugar para que se puedan manifestar con total libertad.

Y ambos aceptaron. De forma que, a partir de hoy, este blog tendrá unos colaboradores de primera magnitud.

Bienvenidos a vuestra casa.